Anteriormente en el MMB: La cena de los olvidados

El ciclo de cenas Los Olvidados reivindicó el valor gastronómico de una serie de peces de proximidad que, por diferentes motivos, no suelen llegar al plato.

Cada cena gira entorno a una especia, que es la protagonista en el entrante, el primero y el segundo plato. El menú se complementa con un postre y vinos de bodegas catalanas. Todo ello tiene lugar en un entorno encantador, el restaurante Norai del Museo Marítimo de Barcelona. Entre otros, pudimos degustar brótola, mollera, congrio, raya, estornino o bocanegra.

Comprar pescado es fácil, solo tenemos que bajar al mercado. Eso sí, las especies que encontramos en la pescateria son casi siempre las mismas: rape, merluza, sepia, lenguado, sardina… En cambio, el abanico de pescados que diariamente se pescan en el litoral catalán es mucho más amplio. ¿Entonces, por qué no encontramos todos estos pescados en el mercado?

Las respuestas son muy diversas. A menudo no se pesca un volumen suficiente para que puedan abastecer una gran demanda de pescado. A veces se trata de pescados difíciles de limpiar, o de entrada los rechazan porque contienen espinas. Muchas veces, directamente no hemos oído hablar de ellos y no las compramos.

Los pescadores, conocedores de todas estas especies, aprovechan estos pescados con poca salida en el mercado y cocinan con ellos platos marineros tan ricos como aquellos elaborados con pescados que podemos encontrar en cualquier pescateria.  Si los verdaderos entendidos en pescado lo hacen, quiere decir que realmente existe un interés culinario. Las cenas se organizaron en colaboración con La Platjeta, el Museo Marítimo de Barcelona y la revista Cuina.

Localitzación de la actividad

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Anteriormente en el MMB: La cena de los olvidados”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *